Home / Belleza / Maquillajes / Maquillaje ideal para el trabajo

Maquillaje ideal para el trabajo

El trabajo es algo muy importante en la vida diaria de una mujer, ya que además de la, ropa, joyas,  zapatos, y otros accesorios, el maquillaje es algo que resalta la belleza de una mujer y nada mejor que estar siempre bien vestida y lista para cualquier ocasión.

Sin embargo, el mayor problema es que muchas mujeres no saben qué llevar y qué tipo de maquillaje es el ideal para el trabajo. En la mayoría de los casos, el maquillaje ideal para el trabajo es uno que te haga ver hermosa pero saludable al mismo tiempo y sin llamar mucho la atención, algo discreto, pero que cambia según el estilo que quieras proyectar, así que lo más importante cuando se trata de maquillaje es recordar que en el lugar de trabajo «menos es más», es decir, un maquillaje más discreto, aparte de dar una buena imagen, da la impresión de ser una mujer más segura de sí misma.

Para no perderte al momento de maquillarse y estar siempre bien, aquí te dejamos algunas sugerencias:

Si trabajas en un ambiente más en serio, es decir, donde necesitas mostrar seguridad y estar muy bien vestida, sin nada exagerado, un maquillaje más oscuro está indicado, pero por supuesto con un toque de color para que el resultado resalte nuestras facciones.

Es importante tener en cuenta que es importante llevarse algo para retocarse en el trabajo, al menos un lápiz negro de ojos, rímel y lápiz de labios. Pero también nada de irse con el maquillaje que usan en la discoteca, lo ideal es un maquillaje más serio, pero al mismo tiempo brillante y discreto para mostrar armonía a tu cara.

El maquillaje ideal para el trabajo debe ser lo más limpio posible, es decir, que no cargue demasiado la cara y siempre ten en cuenta el tamaño y el nivel de sofisticación de la empresa en la que trabajas, pero con el tiempo podrás estar adaptándolo a tu personalidad.

Para comenzar a aplicarnos el maquillaje, recuerda lavarte bien la cara y luego te pasas una base de acuerdo al tono de tu piel y que se extiende en la cara y alrededor de los ojos pasar un corrector, sin olvidar el mentón y la nariz. Al final retócate con unos suaves polvos para ajustar la grasa de la piel y evitar efectos brillantes.

Para dar un mejor resaltado en el maquillaje, retoca los pómulos en un tono suave, como por ejemplo, el tono melocotón.

En la región de los ojos intenta no aplicar un tono más claro en el ángulo interno de los ojos, pero sí una sombra más oscura en la esquina exterior de los ojos. Para elegir el color de la sombra, elige el color que pueda relacionarse con alguna prenda de ropa que lleves, por supuesto siempre en tonos claros como pasteles, rosas, verdes brillantes, amarillos y etc. No te olvides de pasar un lápiz de ojos negro para marcar la mirada, pero nada de pasar un delineador de ojos para hacer que los ojos sobresalgan y finaliza el maquillaje con una máscara para dar una alargada en las pestañas.

Para los labios elige una barra de labios que no sea llamativo, así que dispensa colores como rojo, naranja, fuerte café y rosas oscuras, optando por colores suaves como el rosa claro o color de boca que están de moda y que dan la impresión de los labios mayores..