Espinillas

Una vez por semana, cúbrase la cara con un jabón fuerte y luego con paños calientes o una toalla caliente durante quince o veinte minutos. Luego haga que algún miembro de su familia le vaya sacando las espinillas y los tapones más visibles.

Espinillas

Espinillas

Algunas veces, y antes de apretarla, es conveniente aflojar la cabeza de la espinilla con una aguja mojada en alcohol. Emplee una aguja de acero, lo más fina que sea posible. También es conveniente utilizar «kleenex» para proteger la cara de las uñas afiladas, que pueden dañarla gravemente, sobre todo en la superficie.

Pruebe con los diversos miembros de su familia y asígnele la tarea al más suave y cuidadoso de todos ellos. La eliminación de los tapones y espinillas es tan natural como la de una espina o astillita, pues se trata de un cuerpo extraño, del que hay que librarse como sea. Si su rostro es muy sensible, tómese dos aspirinas una hora antes de cada sesión de limpieza.

Una vez vaciada una espinilla, quedará un folículo ceo relativamente grande y dilatado, que no funcionará como es debido aun en el caso de expulsar el sebo, pues éste tenderá a quedarse acumulado en el folículo dilatado. Lávese la cara una vez al día, acompañando la acción de lavarse con otra de masaje, con el fin de ayudar a vaciar de sebo esos poros agrandados.

Una vez eliminada la espinilla el estrujar así, el conducto sebáceo todos los días debería mantenerlo vacío y lograr que se vaya cerrando poco a poco, a menos que haya estado infectado y los beneficios conseguidos por este procedimiento aislado no son espectaculares, pero algo ayudan. No obstante, asegúrese de no dar masaje a las zonas más gravemente inflamadas pues sólo serviría para empeorarlas.

 .

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*